lunes, 17 de febrero de 2014

¿Fue el profeta Samuel el que apareció en Endor?


¿Fue el profeta Samuel el que apareció en Endor?
   Por Samuel Jaque Barrios


Conoceremos la verdad  a través de un breve análisis de este pasaje de 1 Samuel 28:3 – 20, donde supuestamente aparece el Profeta Samuel ante Saul después de que una adivina lo haya invocado estando él muerto.

Datos importantes
1). Las escrituras nos revelan que los muertos no pueden volver a esta vida (Job 7:9 – 10)
2). Dios prohíbe consultar a los muertos (Deuteronomio 18:10 – 12)
Dios no contestaría por medio de un acto que prohíbe, ni Samuel sería partícipe de tal cosa, la consulta de los muertos es aborrecido por Dios.
3). Saul consultó a Dios, pero Dios no respondió, y ni siquiera por profetas (1 Samuel 28:6).
Dios no contestó a Saul, menos lo hará por este medio aborrecido por él.

No fue el profeta Samuel
4). La espiritista vio dioses subir de la tierra (1 Samuel 28:13), habló en plural, los únicos que se les puede calificar como “dioses” es algo diferente de un hombre. La espiritista distinguió a seres superiores o diferentes a un hombre, el hombre es descrito inferior a los ángeles en Salmo 8:5.

Por este motivo podemos decir que; era un ser de naturaleza espiritual.

5).  La espiritista vio subir de la tierra a los seres diferentes al hombre (1 Samuel 28:13)
Samuel estaba muerto, él no puede volver a pisar esta tierra mientras esté en ese estado  según Job 7:9 – 10. (Si existiera un lugar intermedio para los justos, Samuel bajaría del cielo) si fuera un ángel bajaría del cielo. Estos seres subieron de la tierra, un signo que apunta a un ente espiritual maligno.

6). Saul entendió que era Samuel (1 Samuel 28:14), la biblia no afirma que fue Samuel, sino que Saul “entendió” que era Samuel.

7).  Saul se postró delante del ser que apareció (1 Samuel 28:14). Se registra en la biblia que los ángeles cuando son adorados no aceptan reverencia, no aceptan tal honor (Apoc. 19:10; 22:8 – 9). Un hombre conocedor de Dios y siervo de él no acepta adoración (Hechos 10:25-26).
Un ente Maligno existente se deja que le adoran y desea ser adorado (Mateo  4:9), Satanás.

El mensaje no viene de parte de Dios
8). Todo mensaje que viene de Dios por parte de un profeta se cumple, de esta forma se distingue si el profeta y el mensaje es de Dios (Deut 18:21, 22).

9). Las predicciones de este ente maligno no se cumplieron.
“Y Jehová entregará a Israel también contigo en manos de los filisteos; y mañana estaréis conmigo, tú y tus hijos; y Jehová entregará también al ejército de Israel en mano de los filisteos." (1 Samuel 28:19)

9.1) “Y Jehová entregará a Israel también contigo en manos de los filisteos”
Saul no estuvo en las manos de los filisteos ni fue muerto por ellos, Saul se suicidó (1 Samuel 31:4)

9.2) “y mañana estaréis conmigo, tú y tus hijos”
No murieron todos los hijos de Saul al día siguiente. Is-Boset hijo de Saul murió tiempo después. (2 Samuel 4:6-8). 

9.3). “y Jehová entregará también al ejército de Israel en mano de los filisteos."  
La derrota en la batalla, no era cuestión de adivinar, todo el mundo sabía que Dios había desechado a Saul anteriormente y que no iba a estar con él en la batalla. Así que esa no es una "predicción" en toda regla.

10). El motivo de la causa de muerte de Saul
"Así murió Saul por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina, y no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí. " (1 Crónicas 10:13 – 14)

11). Dios provee una fuente de revelación en tiempos de Saul, su ley y los profetas.
" Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. " (Isaías 8:19 – 20). (Ley de Moisés y en testimonio de los profetas equivale al antiguo testamento. Actualmente aplicado a hoy, para nosotros es la biblia)

Dios prohíbe esta práctica (espiritismo), pues de esta forma no seremos engañados por Satanás ni por sus demonios.

En conclusión
No fue el profeta Samuel el que apareció, sino un ente maligno (Satanás o un demonio), además las predicciones no se cumplieron. Dios aborrece el acto de la consulta de los muertos, además, una de las causas de la muerte de Saul fue este acto de espiritismo.

DIOS LES GUARDE.
SHALOM.